LinuxParty

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El viento y la energía solar están a punto de llegar a ser imparables, el gas natural y la producción de petróleo se acercan a su pico, y los coches eléctricos y las red de baterías están esperando para tomar el relevo. Este es el mundo que Donald Trump heredó como presidente de los Estados Unidos. Y sin embargo, su plan de energía es cortar regulaciones para resucitar al sector que nunca regresará: el carbón. Las instalaciones de energía limpia batieron nuevos récords en todo el mundo en 2016, y el viento y la energía solar están recibiendo el doble de fondos que los combustibles fósiles, según datos publicados el martes por Bloomberg New Energy Finance (BNEF). Eso es en gran parte porque los precios siguen bajando. La energía solar, por primera vez, se está convirtiendo en la forma más barata de generar electricidad en el mundo. Pero con los planes de desregulación de Trump, lo que "vamos a ver es la era de la abundancia - con esteroides", dijo el fundador de BNEF, Michael Liebreich. "Eso es una buena noticia económicamente, excepto que hay una mosca en el ungüento, y eso es el clima".

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Filtro por Categorías

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política