LinuxParty

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Un grupo de paleontólogos de la universidad californiana de Berkeley se encuentra excavando en el valle de Awash, en la región etíope de Afar, en busca de restos de homínidos. Según han hecho público en la revista "Nature" han hallado una serie de fósiles de Australopithecus anamensis de 4.200.000 años de antigüedad. (sigue...) El hallazgo, que ilumina uno de los periodos más lejanos de la historia del origen del hombre, confirma definitivamente la idea de que esta especie de homínidos se encuentra en la línea evolutiva directa del ser humano moderno.

Tras estudiar los nuevos fósiles los científicos concluyen que quienes sustentan la teoría de que esta especie ancestral fue un antepasado directo de Autralopithecus afarensis tienen razón. La especie Autralopithecus afarensis incluye el famoso esqueleto conocido como "Lucy" y de la cual surgió el género "Homo" al que todos pertenecemos.

Desde el punto de vista anatómico, y no sólo del cronológico, los fósiles rellenan el vacío que existía previamente entre los primeros Ardipithecus ramidus, que vivieron hace 4.400.000 años y los más recientes Australopitecus afarensis, que ya estaban presentes en esta región de Etiopía hace 3.400.000 años. La especie anamensis no es nueva para la Ciencia, pero se trata de la primera vez que las tres especies aparecen en el mismo lugar y en sucesión cronológica. Una de las posibles explicaciones sería que, sencillamente, los Ardipitecus ramidus evolucionaron primero en Australopitecus anamensis, que a su vez lo hicieron en afarensis.

Sin embargo, existe otra posibilidad, y es que los anamensis emergieran de una rama lateral del género Ardipitecus. Si fuera así, ambos habrían podido convivir durante largo tiempo antes de que se produjera la desaparición de la "especie madre".

Los restos de anamensis hallados ahora en Etiopía pertenecen por lo menos a ocho individuos diferentes y el espesor de la capa de esmalte de sus dientes, mucho mayor que la propia de Ardipitecus, sugiere que estos homínidos se habían adaptado a comer semillas y raíces muy duras. En muchas especies, esta es una dieta a la que se recurre ante la escasez de otros recursos alimenticios, aunque en este caso no queda aún claro el motivo por el que fue adoptada. Algunos sugieren que la razón podría encontrarse en el hecho de que los Australopithecus anamensis vivían aún en los árboles.

Fuente: Consumer.es
Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Filtro por Categorías

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política