LinuxParty

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En la década de 2000, tres jóvenes programadores sin mucho dinero se reunieron en un sótano y comenzaron a programar lo que se convertiría en una de los juegos más utilizados de la industria del software de los videojuegos. En realidad, nadie recuerda cómo sobrevivimos a ese período excepto que probablemente no comíamos mucho, dijo David Helgason, CEO y co-fundador de Unity Technologies, fabricante del motor del juego Unity3D. Una década más tarde, un número incalculable de desarrolladores han utilizado Unity3D para hacer miles de videojuegos en multitud de dispositivos móviles, consolas, navegadores, PCs, Macs, e incluso Linux. La existencia de productos con Unity3D y similares (tales como el Unreal Engine y CryEngine) ayudaron a democratizar el desarrollo del juego, por lo que los tipos de herramientas utilizadas por las compañías de juegos más grandes del mundo se pusieron a disposición de los desarrolladores con poco o sin ningún costo.

Esto ha ayudado a los desarrolladores a que se centren menos en la creación de la tecnología subyacente de un videojuego, y más en los procesos artísticos y creativos que realmente hacen los juegos divertidos. En este artículo, Helgason habla de cómo Final Cut Pro ayudó a inspirar a su equipo durante las etapas iniciales de la construcción, ¿Cómo es posible crear un juego con Unity sin tener que escribir código, y la forma en que espera para tener más presencia en las consolas tradicionales a pesar de Unity3D lleva varios años en el soporte a la PS3 y Xbox 360.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Filtro por Categorías

Nos obligan a moslestarte con la obviedad de que este sitio utiliza Cookies. Ver política