LinuxParty

NUESTRO SITIO necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Sheena S. Iyengar estudiaba Psicología Social en Stanford en los 90. A menudo visitaba el mercado local en Menlo Park, repleto de todo tipo de variedades de productos. 250 tipos de queso, 75 tipos de aceites de oliva, 150 de vinagre, etc. Iyengar se dio cuenta un día de que no compraba nada, y eso le llevó a tener una idea que quiso validar, así que hizo un experimento con uno de los comerciantes.

En uno de los puestos alternó una oferta de 6 tarros de mermelada con otra oferta con 24 de esos tarros. El experimento dio como resultado que el puesto con muchos tarros tenía mucha atención y acudía mucha gente, pero compraban menos tarros de mermelada que en el puesto en el que solo había 6.

El exceso de oferta hace que caiga el interés y consecuentemente la demanda.

Iyengar acabaría escribiendo un libro titulado 'The Art of Choosing', y en él debatía sobre esa paradoja de que aunque las opciones son buenas, tener demasiadas opciones puede llegar a ser contraproducente. Es desde luego lo que parece pasar con Linux, alegaba yo entonces. Este sistema operativo es fantástico y está presente por todas partes, pero en la mayoría de los casos su presencia es casi invisible para el usuario. Es el corazón de nuestros móviles con Android, es la base del funcionamiento de internet y la nube y domina de forma absoluta el segmento de los supercomputadores.

Y luego está la eterna broma o meme de «este sí que va a ser el año de Linux en el escritorio». Pero no llega con un Windows y macOS que gobiernan de forma clara nuestros PCs y portátiles,Linux sigue jugueteando con una cuota de mercado que ahora se aproxima al 3%.

Es cierto que en unos 10 o 15 años la cuota de crecimiento se multiplicado por 2 o 3, pero sigue siendo muy baja, no sé, es posible que crezca y un día pase al 10% pero tardará al menos... 5 años más.

Tenemos muchas y excelentes distros de escritorio Linux que nada tienen que envidiar a Windows y Mac, lo que significa que ninguna de ellas puede ganar suficiente cuota de mercado para hacer mella en el mercado general.

Así es. El famoso sitio web Distrowatch, que desde hace años sirve para seguir el mercado de las distintas distribuciones Linux, muestra que hoy en día hay 271 en activo. Imaginad tener 271 versiones de Android o de Windows, cada una igual en esencia, puesto que los programas son todos iguales en todas las distros, todos los Firefox, todos los GIMP, todas las OpenOffice pero más o menos distinta en su forma de empaquetarlas y almacenar algunas cosas, como su configuración o donde guarda los datos.

El árbol cronológico de distribuciones Linux es inmenso, y esta imagen es solo una pequeña parte de una de las últimas versiones registradas. Que vivan los tarros de mermelada. Fuente: Wikimedia.

Hay además 21 entornos de escritorio y media docena de gestores de paquetes, además de nuevos sistemas de empaquetar aplicaciones para una instalación más sencilla. Los linuxeros suelen conocer varias de ellas, pero no todas. Imaginad lo que es enfrentarse a esa diversidad para un nuevo usuario. Es una locura. Es el problema de los tarros de mermelada. Hay demasiados, así que a menudo uno no sabe cuál elegir. Las opciones son fantásticas y Linux es la prueba de ello, pero esas opciones también lo condenan a la hora de intentar convertirse en un sistema popular en el escritorio. Hay tantos que uno no sabe cuál elegir.

De hecho lo normal es que vaya probando tarros de mermelada y los disfrute durante cierto tiempo para luego probar otros. En Linux eso se llama «distro-hopping». Un día uso Ubuntu, otro Fedora y otro Arch. Y luego más y más. Es genial para los amantes del sistema operativo, pero no es tan estupendo para quienes quieren algo más o menos «universal».

No hay nada realmente «universal» en Linux, porque si por algo se define este sistema operativo es por su riqueza de variantes. ¿Que no te gusta una distribución? No hay problema. Espera: ¿te gusta la distribución, pero no su entorno de escritorio? Instala otro y tira millas.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar



Redes:



 

Suscribete / Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Donar a LinuxParty

Probablemente te niegues, pero.. ¿Podrías ayudarnos con una donación?


Tutorial de Linux

Filtro por Categorías

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y tareas analíticas. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Ver política